Planes de pensiones públicos
y privados: cuantías y rentabilidad

Asier Uribeechebarria, director general de Finanbest

29 may 2019 / 10:03 H.

    El colectivo de los pensionistas se ubica con frecuencia en el foco de los medios de comunicación y habitualmente se alude a términos como pensión media -en torno a los 985,16 euros mensuales- o pensión máxima -en torno a los 2.659,41 euros-. Todo ello correcto, pero que puede llevar a creer que este colectivo es más homogéneo de lo que realmente es. Hay que sumergirnos en los datos de la Seguridad Social para poder visualizar la distribución de las pensiones.

    Un tercio de los pensionistas cobra una pensión por debajo de los 650 euros mensuales y hasta un 67 por ciento de los 9 millones de pensionistas percibe una pensión por debajo de los 1.000 euros, siendo la pensión modal entre 650 y 736 euros mensuales.

    A tenor de esta información, habría ahora mismo más de 6 millones de pensionistas a quienes les sería necesario contar con unos ingresos complementarios a la pensión pública. Y dada la pirámide poblacional, esta situación se incrementará de manera importante en los próximos años.

    Pero la necesidad de tener que contratar un plan privado de pensiones no significa que debamos conformarnos con cualquiera. De hecho, las rentabilidades de muchos planes privados de pensiones son bastante mediocres. Así lo atestigua un estudio de Pablo Fernández et al. donde se estima que, durante el periodo de diciembre de 2002 a diciembre de 2017, la rentabilidad del Ibex 35 fue 226 por ciento -promedio anual 8,19 por ciento-, la de los bonos del Estado a 15 años 97 por ciento -promedio anual 4,61 por ciento-, mientras que la rentabilidad acumulada de los fondos de pensiones fue solo un 60 por ciento -promedio anual 3,03 por ciento-.

    Si tomamos de referencia el último informe bianual de pensiones de la OCDE, la rentabilidad media anual de los planes privados de pensiones en España descontando el coste de la vida es de solo el 1 por ciento, de las más bajas del club de las grandes potencias mundiales.

    En España los Planes de Pensiones privados, vendidos en base a su favorable fiscalidad, adolecen en general de graves defectos de diseño, en beneficio de las entidades oferentes: altos costes, subyacentes propietarios, home bias para una venta más fácil, etc., que han conducido a las mencionadas bajas rentabilidades y en último término, por su bajo atractivo, a un volumen total insignificante comparativamente con los países de nuestro entorno. Así, bajos costes, un atractivo asset allocation y arquitectura abierta con subyacentes de gestoras líderes mundiales han permitido a Finanbest ofrecer rentabilidades nominales en 2019 a cierre de abril, de 2,7 por ciento en nuestro Plan Prudente y de 10,3 por ciento en el Plan Decidido.