Cómo acceder al convenio especial

Lorenzo Pérez, Presidente de Grupo Fidelity

26 feb 2020 / 08:41 H.

    En nuestro país hay cerca de tres millones de personas con discapacidad administrativamente reconocida. Más de la mitad se encuentran en edad laboral y muchos afirman tener dificultades a la hora de encontrar empleo y desconocen cómo suscribir el Convenio Especial de la Seguridad Social para personas con discapacidad.

    Según los datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), en el año 2017 había 1.860.600 personas con discapacidad en edad de trabajar, lo que supuso el 6,2% de la población total en edad laboral. De esta cifra, se estima que tan solo un 35% ocupaban un puesto de trabajo. Dentro de esta población activa con discapacidad, se observó mayor porcentaje de hombres, más peso del grupo de 45 a 64 años, y menor representación de personas con estudios superiores que en los activos sin discapacidad.

    Este informe resalta como lo más destacable del colectivo de personas con discapacidad su baja participación en el mercado laboral. En 2017, tal y como comentábamos anteriormente, su tasa de actividad fue del 35% -dos décimas menos que en 2016-, lo que supuso que sea más de 42 puntos inferior a la de la población sin discapacidad. Además, la tasa de empleo fue del 25,9%, más de 38 puntos inferior a la de las personas sin discapacidad. Por otra parte, la tasa de paro superó en más de nueve puntos a la de la población sin discapacidad (26,2% frente a 17,1%).

    Asimismo, dentro del grupo de personas con discapacidad que pueden desarrollar una actividad laboral, los datos que revelan los estudios internos de Fidelity, grupo español de consultoría legal especializado en el trato con personas con discapacidad, dejan entrever un desconocimiento generalizado acerca de este tipo de convenio.

    El Real Decreto 156/2013 del 1 de marzo regula la suscripción de convenio especial para las personas con discapacidad que tengan especiales dificultades de inserción laboral, pero muchos desconocen la respuesta a las siguientes cuestiones: ¿Qué es el Convenio Especial?, ¿Quién puede suscribirlo? ¿Cómo y cuándo puedo suscribirme? En el presente artículo arrojaremos luz sobre estas cuestiones, que afectan a más de dos millones de personas con discapacidad en España que tienen la posibilidad de formar parte de la población activa que configura el mundo laboral.

    Cuando hablamos de Convenio Especial nos referimos a un acuerdo suscrito voluntariamente por los trabajadores con la Seguridad Social para poder generar, mantener o ampliar el derecho a prestaciones de la Seguridad Social y que, en este caso, pretende ofrecer facilidades a las personas con discapacidad.

    Las personas con discapacidad que puedan suscribirse al mismo tendrán que ser mayores de 18 años y menores de 67 años de edad -también pueden acceder a esta prestación con 65 años cuando se acrediten 38 años y seis meses de cotización-.

    Deben estar afectados por un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 65% y no pueden figurar en alta en ningún régimen de protección social -Seguridad Social u otro similar-, además de figurar inscritos en los servicios públicos de empleo como demandante de empleo y no haber estado ocupado por un período mínimo de seis meses, inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud de suscripción del convenio especial. No pueden acceder al convenio especial los pensionistas de jubilación o de incapacidad permanente.

    Los trabajadores que se encuentren percibiendo prestaciones por desempleo o el subsidio por desempleo y cesen en la percepción de las mismas, junto con los pensionistas que hayan sido declarados capaces o inválidos parciales tampoco pueden acceder a este tipo de convenios. Tampoco los pensionistas de incapacidad permanente o jubilación a quienes se anule su pensión en virtud de sentencia firme, o los trabajadores que hayan causado baja a causa de solicitud de una pensión y esta les sea denegada.

    La solicitud del Convenio Especial se efectúa mediante la presentación del modelo correspondiente (modelo TA-0040), ante la Dirección provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social o Administración de la misma o a través de la Sede Electrónica.

    Desde Fidelity, a raíz de las colaboraciones con varios cientos de asociaciones españolas, podemos afirmar que existe un gran desconocimiento generalizado acerca de este tipo de trámites.

    La información a los familiares y personas con discapacidad les permite conocer el Real Decreto 156/2013 del 1 de marzo y aconsejar a los que se pueden beneficiar de estos convenios en fases tempranas de su solicitud por vía administrativa de los pasos correctos que han de acometer para obtener una resolución positiva.

    En las asociaciones en las que Fidelity imparte formaciones, asesorando de forma gratuita a los afectados, se puede apreciar cómo previamente a dichas formaciones existe un alto porcentaje de desconocimiento acerca de este tipo de convenios, a los que la gente no accede, no tanto por su dificultad en la tramitación sino por la desinformación en cuanto a los procesos necesarios para llevar a cabo de forma efectiva la solicitud.

    La formación en cuestiones laborales facilita el cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidad, que deben estar informadas en todo momento acerca de qué clase de acuerdos pueden ser beneficiosos para su persona.

    En los encuentros organizados por Fidelity, además de compartir nuestro conocimiento sobre la normativa correspondiente para arrojar luz sobre los procesos administrativos a la hora de solicitar el Convenio Especial para personas con discapacidad, tratamos aspectos relacionados con la cotización y la vida laboral.