2019, el año de la decepción

Susana Criado, Directora de Capital Intereconomía

26 feb 2020 / 10:16 H.

    Hace unos días tuve la oportunidad de acudir a la tradicional presentación de Inverco -la patronal de los fondos de inversión y de los planes de pensiones- para hacer balance del pasado ejercicio y abrir una ventanita al futuro. Primero presentaron los datos de 2019 para planes de pensiones: rentabilidad media ponderada récord, del 8,2%, y patrimonio bajo gestión también récord: 116.419 millones de euros, 9.533 millones más que en 2018. Después tocó hacer un diagnóstico, un poco de autocrítica y hablar del futuro.

    ¿Cosas que me decepcionaron? Un dato que duele, y mucho, es el de las suscripciones. Poco dinero nuevo entra en el vehículo plan de pensiones y el aumento de su patrimonio responde más a la revalorización de los activos. Ojo, que un 8,2% de revalorización puede parecer un éxito, pero yo lo veo más un fracaso porque el pasado año las bolsas volaron -la bolsa de China, +38%; la bolsa americana, en máximos, con rentabilidades que rondan el 30%; las plazas europeas, con alzas superiores al 20%- y la renta fija corporativa consiguió sorprendentemente rentabilidades de doble dígito. El ahorrador pudo quedar satisfecho con ese 8,2% pero es poco viendo el rendimiento de los activos: significa que el ahorrador en planes de pensiones sigue siendo muy conservador, sigue anclado a la renta fija gubernamental y no aprovecha el largo plazo para invertir en activos de más riesgo como la bolsa o los mercados emergentes.

    Otro dato que me hizo mucho daño. ¿Sabía usted que dos de cada tres partícipes en planes de pensiones congelan sus aportaciones, que aportan una única vez y se olvidan? Seguro que responde a que muchos ahorran pensando no en la jubilación y sí en la exención fiscal, y seguro que responde a que muchos contratan un plan de pensiones cuando el banco les obliga/invita para así conseguir unos puntos menos en el interés de su hipoteca. Tampoco me gusta el hecho de que la industria predique la educación financiera a diestro y siniestro y concentre la venta de estos vehículos a final de año, entre octubre y diciembre. ¿Cuántas campañas de publicidad de planes de pensiones ha visto en el arranque de este 2020? Ninguna. Tampoco que haya muy poquitos traspasos de un plan de pensiones a otro, pero ¡ojo!, me llamó la atención una cifra que entierra una leyenda urbana: los planes de pensiones no son para ricos. Tres de cada cuatro partícipes en planes de pensiones declaran ingresos anuales inferiores a los 42.000 euros. Mentira por tanto que el plan de pensiones sea un vehículo para rentas altas. ¿Vaso medio lleno o medio vacío? El año acaba de arrancar, y se hace camino al andar.