Fallece Ignacio del Barco, referente del sector

El mundo de la previsión social complementaria pierde a un relevante profesor
y actuario, experto en la materia del impulso de los planes de pensiones colectivos
de ahorro en la empresa

26 feb 2020 / 09:04 H.

El mundo actuarial y el sector de la previsión social complementaria despidió el pasado 22 de febrero a uno de los referentes en España: Ignacio del Barco Martínez. Era un importante Economista y actuario por la Universidad del País Vasco (UPV). Entre sus desempeños, también ha sido profesor asociado en la Universidad de Alcalá de Henares, impartiendo las asignaturas de Matemática Actuarial de Vida, Matemática Actuarial de Pensiones, y Sistemas de Previsión Social Complementaria. También ha formado parte de la Junta de Gobierno del IAE (Instituto de Actuarios Españoles) y fue presidente de OCOPEN (Organización de Consultores de Pensiones). Más de 28 años de experiencia en asesoramiento en materia de Previsión Social Complementaria le avalan como un referente en el sector, interviniendo personalmente en la discusión previa a su elaboración de toda la normativa legal publicada en este ámbito y que aún demanda de mejoras para hacer frente a la nueva realidad. Por ello, ha participado directamente en el diseño y seguimiento de los principales sistemas de previsión social.

Fue miembro del Comité Internacional de Actuarios sin Fronteras (AWB) y de PBSS (Pensiones, Benefits and Social Security), secciones de la Asociación Actuarial Internacional. Socio y director general de CPPS.

Precisamente, uno de los trabajos del profesor Barco adquiere relevancia en un momento crucial para el sistema público de pensiones en España, ya que uno de los elementos que se ponen encima de la mesa como fundamentales para lograr la garantía de mantenimiento del poder adquisitivo en la jubilación es la elaboración de un segundo pilar que complete la pensión, con ahorros privados procedentes de la empresa.

En su trabajo Buscando la estabilidad para la empresa y el empleado: cómo construir modelos mixtos de previsión que optimicen las aportaciones empresariales: los Cash Balance Plans, Barco apunta que la evolución de la previsión social complementaria ha sufrido diferentes cambios en los países con una mayor experiencia histórica que la española. Y asegura además que asistimos a una profunda reflexión sobre los aspectos positivos y negativos de los diferentes modelos volviendo a los orígenes de la previsión: la empresa aporta unas cuantías y los empleados aspiran a obtener unas prestaciones que cubran un objetivo mínimo y a la vez sean relativamente estables. Así, recuerda Barco que la experiencia ajena resulta importante por cuanto podemos aprender de la evolución y problemas que se han encontrado y contrastarlo con nuestra propia realidad para poder impulsar la implantación de un modelo estable.

El profesor, asegura al respecto que es obligado presentar las ventajas que los modelos estables pueden dar al colectivo de empleados de una empresa y tratar de acabar con la repetición de tópicos que, a la par que simplistas, no son totalmente ciertos.