El Pacto de Toledo negociará la reforma
que tumbó Podemos

Los partidos retoman la negociación para reformar el sistema de pensiones donde quedó en febrero de 2019. Se revisarán una a una las recomendaciones para sumar
a los nuevos partidos al consenso ya alcanzado

26 feb 2020 / 10:06 H.

La primera reunión de la presidenta y la mesa de portavoces del Pacto de Toledo celebrado en febrero dejó con buen sabor de boca a los representantes de los partidos políticos. Las formaciones acordaron retomar los trabajos desde donde quedaron hace justo un año cuando el borrador de recomendaciones para la reforma del Sistema fue tumbado por el desacuerdo de Unidas Podemos cuando parecía visto para sentencia. Sin embargo, los grupos acordaron revisar una por una las 21 recomendaciones que entonces fueron preacotadas para explicarlas al conjunto de los miembros de la Comisión y, eventualmente, valorar las opiniones al respecto principalmente de los portavoces de las nuevas formaciones presentes en esta Comisión parlamentaria.

Cabe recordar en este punto que la dinámica de trabajo pactada en esta toma de contacto de los partidos pone en el punto de mira algunas de las recomendaciones que fueron ya aprobadas en el seno de la comisión con un amplio respaldo de las formaciones: la revalorización de las pagas con el IPC y su suficiencia, y la separación de fuentes de financiación de la Seguridad Social.

Así lo expresó a la salida de la reunión, la portavoz de la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo de Ciudadanos, María Muñoz, quien aseguró haber respirado un buen ambiente de trabajo y disposición por parte de los grupos parlamentarios. Y que, no obstante, afirma que se producirá una revisión de todos los puntos acordados en el maltrecho borrador de recomendaciones de febrero de 2019 para ser explicados ante los nuevos miembros de la Comisión y escuchar sus apreciaciones.

En este sentido, la portavoz socialista de la Comisión, Mercé Perea, no quiso precisar si el acuerdo se buscará punto por punto para su elevación al Consejo de Ministros o se esperará a llegar a un consenso para el conjunto de todas las recomendaciones. Mientras que el portavoz de ERC, Jordi Salvador, sí que trato de fijar algunos cercos asegurando que hay algunas de las recomendaciones que da por cerradas y en las que espera no se produzcan modificaciones, como la de la revalorización de las pensiones.

Postura ‘pactista’ del PP

Una de las claves de la reunión, al margen de la postura de Vox -único partido de los presentes en la Comisión que aboga por el desmantelamiento del sistema de pensiones tal y como lo conocemos para ir a un modelo mixto, era la postura con la que se iba a presentar el PP en esta reunión, ya que su suma al acuerdo es necesaria para que este salga adelante. Y, a pesar de las diferencias plasmadas este lunes entre el líder de los populares, Pablo Casado, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, parece que el de las pensiones puede ser un espacio de encuentro entre las principales formaciones del país. Tomás Cabezón, portavoz del PP en la comisión recordó a su llegada a la reunión que “Pablo Casado ya ha ofrecido un Pacto de Estado en las pensiones al Gobierno y ese es el ánimo con el que venimos a trabajar”. Además, señaló que “en ese acuerdo que estuvo muy cerca de cerrarse vamos a seguir trabajando” al tiempo que recordaba que “ese casi acuerdo fue dinamitado por Podemos, con la actual ministra de Trabajo al frente” y cuestionando “qué disponibilidad tiene Unidas Podemos para trabajar por las pensiones”.

Además, el Pacto de Toledo recibirá al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, el día 5 de marzo, y expondrá las líneas de actuación de su Gabinete en materia de Seguridad Social para esta legislatura.