El nuevo jubilado ya cobra más que el empleado medio español

El desvío de la inflación prevista por el Gobierno a principio de año para el conjunto de 2019 del 0,9% (1,6% estimado frente al 0,7% final) ha provocado un desembolso extra del Gobierno en pagas de jubilación, tras su decisión de vincular la revalorización anual a la evolución de la inflación

29 ene 2020 / 09:00 H.

Producto de unas carreras de cotización cada vez más estables y con unos salarios más elevados, los nuevos pensionistas que entran al sistema de la Seguridad Social percibirán hasta un 3,5% más de dinero que el salario más habitual de nuestro país, por lo que tendrá mayores ingresos que millones de empleados españoles durante sus años de retiro. Concretamente, los nuevos jubilados perciben una media de 1.291,91 euros mensuales mientras que el salario más frecuente que ofrece el mercado laboral en España asciende a 1.248 euros mensuales (17.482 euros anuales en catorce pagas).

Esta es la principal conclusión que se desprende de la última nómina de pensiones abonadas por el Estado en el pasado 2019 y que además coincidió con la elección en Consejo de Ministros sobre la estrategia que llevaría a cabo el Gobierno de Pedro Sánchez para abordar la revalorización de las pagas en 2020 conforme al IPC tal y como se comprometió en la campaña electoral. Estrategia que finalmente se abordó con la suspensión de la revalorización de las pagas con arreglo a la norma vigente del 0,25%, para poder incrementarlas en consonancia con la inflación prevista para el conjunto de este año, prevista en el 0,9%, tal y como se hizo en enero.

Cabe recordar que según los últimos datos publicados este recientemente por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social la pensión media del Sistema, que comprende las distintas clases -jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares-, es de 995,76 euros mensuales. Siendo la pensión media de jubilación de 1.143,55 euros mensuales y la de viudedad se sitúa en 714,98 euros. Y es en las nuevas altas, donde la pensión media de jubilación -noviembre- es de 1.291,91 euros en el conjunto del sistema y se eleva por encima de los salarios más frecuentes.

Por su parte, según los últimos datos publicados por el INE, el sueldo anual más habitual fue de 17.482 euros en 2017, cifra que mejora en casi 1.000 euros, un 6%, el de los cuatro años anteriores. Pese a este incremento, el salario más frecuente fue un 26,1% inferior al salario medio registrado en 2017. En concreto, el salario medio anual por trabajador subió un 2,1% en 2017, hasta situarse en 23.646,5 euros, la cifra más elevada al menos desde 2008.

“Los sueldos han bajado tanto que ya muchos españoles no pueden vivir solo de su salario”, reconocía recientemente la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, en declaraciones para un diario alemán.

Cabe destacar que las diferencias salariales entre hombres y mujeres se han reducido ligeramente respecto a la anterior encuesta. La ganancia media anual de los hombres fue de 26.391,8 euros al año, mientras que la de las mujeres supuso el 78,1% de esta cuantía, con 20.607,8 euros, un 21,9% menos que la de los hombres. En 2016, la brecha entre ambos sexos era del 22,3 por ciento.

El INE ha destacado que esta diferencia salarial se reduce si se consideran situaciones similares -tipo de contrato, jornada, ocupación-. También ha dejado claro que la desigualdad también queda patente si se analiza la proporción de trabajadores con ganancia baja -asalariados cuya ganancia por hora está por debajo de los dos tercios de la ganancia mediana-, que fue del 16,2% en 2017. Entre estos trabajadores, el 63,9% eran mujeres.

Además, en 2017 el número de mujeres que tuvo unos ingresos salariales menores o iguales al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) fue del 18,8 por ciento, frente al 7,8% de los hombres. En los salarios más altos, el 8 por ciento de los hombres presentó unos salarios cinco veces o más superiores al SMI, frente al 4,2% de las mujeres.

Además, la ganancia media por hora a tiempo completo de los varones fue de 16,44 euros en 2017 (+1% respecto a 2016), frente a los 14,95 euros de las mujeres (+2,9%). A tiempo parcial, la ganancia media por hora de las mujeres fue de 10,29 euros (+1,2%) y la de los hombres de 12,05 euros (+1,9%).

También es destacable la diferencia entre la ganancia media anual de los trabajadores a tiempo completo (27.348,3 euros) con la de los contratados a tiempo parcial (10.684,2 euros), aunque esta brecha se explica por la diferencia de horas trabajadas. Así, el salario medio de los empleados contratados a tiempo completo subió un 1,8% respecto a 2016, mientras que el de los contratados a tiempo parcial aumentó un 4,2%.

Las mujeres que trabajan a tiempo completo ganan una media de 25.416,7 euros al año (+2,4%), mientras que los hombres obtienen unas ganancias de 28.716,7 euros (+1,2%). En el caso del tiempo parcial, las mujeres ganan 10.409,9 euros (+3,9% sobre 2016), mientras que la ganancia de los hombres es de 11.279,9 euros (+5,1%).

Por edades, el sueldo medio anual en 2017 para los trabajadores menores de 20 años fue de 7.868,3 euros, la cifra más baja si se analizan los sueldos por grupos de edad. La más alta corresponde a los trabajadores de 55 a 59 años, con 27.631,3 euros anuales. Los jóvenes menores de 20 años fueron los que más vieron aumentar su sueldo medio anual en 2017, con un repunte del 9,5%, seguido de los jóvenes de 20 a 24 años, con un salario medio un 4,1% superior al de 2016, hasta los 11.775 euros.

Todas estas cifras dan cuenta de la erosión del factor salarial del trabajo en España desde el inicio de la crisis y su sustanciamiento en mayores rentas de los jubilados.

Fuerte repunte de la nómina

De este modo, en el mes de diciembre, el sistema de Seguridad Social abonó un total de 9.801.379 pensiones contributivas, un 1,08% más que en diciembre de 2018; siendo el menor incremento de los últimos años. Destaca también que mes a mes va moderándose el crecimiento interanual del número de pensiones de jubilación, 6.089.294, que en este mes desciende hasta el 1,58%, la tasa más baja registrada en los últimos años. Además, hay que señalar el dato de la evolución de las nuevas altas de pensiones por jubilación registradas hasta noviembre (281.929), un 8,8% menos que en el mismo periodo de 2018 (309.052).

La nómina mensual de pensiones contributivas totalizó 9.759.800 millones de euros, que se traduce en un incremento interanual de 4,74%, un valor que se ha ido moderando desde principios de año.

Compromiso de elevar el SMI a los 1.200 euros

PSOE y Unidas Podemos han abordado ya una de sus medidas prioritarias, una nueva subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) con el fin de llevarlo a los 1.200 euros en 2023. La declaración de intenciones de los equipos de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se ha materializado en una primera fase en virtud de la cual ha subido a los 950 euros en 2020, lo que supone un 5,5% sobre el año anterior, cuando escaló un 22,3%, desde los 732 hasta los 900 euros. Ahora, la nueva propuesta se basa en el precepto de la Carta Social Europea que establece que el SMI debe ser el 60% del salario medio, en el caso de España lo situaría levemente por encima de los 1.200 euros.