El jubilado puede tributar por el 75% de la renta

El pensionista puede reclamar ante la justicia las cantidades pagadas en exceso
por haber declarado el 100% de la paga, contra la resolución del TEAC
sobre aportaciones a mutualidad de previsión social antes de enero de 1979

29 may 2019 / 20:43 H.

En plena campaña de la declaración de la renta, la mayoría de los ciudadanos estudia las diferentes posibilidades para rebajar la conocida como factura fiscal. Caso particular es el de los jubilados del sector bancario, y más concretamente aquellos que hayan aportado a la Mutualidad Laboral de Banca, ya que cuentan con unos derechos fiscales que sin ser conocidos por los beneficiarios pueden implicar la devolución de dinero por parte de Hacienda.

La clave está en la disposición transitoria segunda de la ley 35/2006, por la cual se especifica las prestaciones por jubilación e invalidez derivadas de contratos de seguro concertados con mutualidades de previsión social cuyas aportaciones, realizadas con anterioridad al 1 de enero de 1979, hayan sido objeto de minoración al menos en parte en la base imponible, deberán integrarse en la base del impuesto en concepto de rendimiento del trabajo.

En este sentido se aclara que la integración se hará en la medida en que la cuantía percibida exceda de las aportaciones realizadas a la mutualidad que no hayan podido ser objeto de reducción o minoración en la base imponible del acuerdo con la legislación vigente en cada momento y, por tanto, hayan tributado previamente. Así, si no pudiera acreditarse la cuantía de las aportaciones que no hayan podido ser objeto de reducción en la base imponible, se integrará solo el 75 por ciento de las prestaciones por jubilación o invalidez percibidas.

En este sentido, podrán deducirse el 25 por ciento de la renta siempre y cuando hayan realizado aportaciones a la Mutualidad Laboral Banca, u otra mutualidad de previsión social antes del 1 de enero de 1979 y que además hayan cobrado pensión de jubilación en los últimos cuatro años.

Como explica el socio director de Juan Ronda y Asociados, Juan Ronda Santana, el objeto de la reclamación se centra en recuperar las cantidades pagadas en exceso por haber declarado el cien por cien de la pensión recibida de la Seguridad Social, cuando según la Resolución mencionada del TEAC, por haber cotizado a una Mutualidad de Previsión Social antes del 1 de enero de 1979 y en aplicación de la Disposición Transitoria Segunda de la Ley 35/2006, debería declararse únicamente el 75 por ciento de la pensión percibida del Estado. Si bien recuerda el socio director de Juan Ronda y Asociados que “solo podrá solicitarse la regularización de los cuatro últimos ejercicios fiscales, sin obviar, que las declaraciones de la renta venideras se verán reducidas”.

Hasta 1.500 euros de ahorro

Atendiendo a un ejemplo paradigmático expuesto por Juan Ronda Santana, para efectuar la ejemplificación, a partir de una pensión pública de 30.000 euros. En este caso, con un porcentaje de días cotizados a la Mutualidad sobre el total de días cotizados del 20 por ciento -el certificado de las aportaciones realizadas a la mutualidad nos dará la cifra de días cotizados a la mutualidad-, obtendríamos un importe percibido de 6.000 euros.

A este importe le aplicaríamos la reducción del 25 por ciento -resultante de restar el 75 por ciento al cien por cien-, arrojando un importe objeto de reducción de 1.500 euros. Una vez reducido este importe de la base imponible, “se obtendría un nuevo resultado en la declaración presentada, siendo la diferencia entre éste y el de la presentada en su momento el importe a devolver”. A ello, cabe adicionar el interés de demora por cada uno de los años transcurridos desde la fecha en la que se realizó el ingreso indebido.

La vía, pasaría por trasladar una solicitud de rectificación de autoliquidación del IRPF ante la administración tributaria, si bien necesitará para efectuar el procedimiento un certificado de las aportaciones realizadas a la mutualidad en cuestión.