Comprar en grandes comercios sirve para ahorrar

En el caso de la plataforma de Vidahorro, parte de los gastos efectuados en superficies como El Corte Inglés, Aliexpress, FNAC, Booking.com, Iberia, Groupon, Cepsa o La Casa del Libro, irían destinados a un plan de pensiones individual de gestión privada a través de una aseguradora

25 sep 2019 / 10:22 H.

Los nuevos modelos de ahorro han llegado para quedarse, y ya son muchas las gestoras y aseguradoras que comercializan planes de pensiones privados sustentados sobre el concepto del ahorrar comprando. Es decir, derivar una parte del desembolso efectuado en los comercios a un plan de ahorro a largo plazo que sirva como complemento para la pensión de jubilación.

En este contexto, Vidahorro se presenta como la primera plataforma que permite la acumulación de dinero real en un plan de pensiones privado, en este caso gestionado por AXA, mientras se realizan compras. Concretamente, con el sistema impulsado por Vidahorro cada vez que se realiza una compra en una de sus empresas asociadas se podría acumular hasta un 10 por ciento del importe de la compra destinado al plan de pensiones.

¿Cuál es el proceso?

Para este modelo, y previo registro en la aplicación en cuestión el proceso de un usuario que, por ejemplo, quiere reservar una noche de hotel en alguna provincia española, debería entrar en la aplicación y localizar los comercios asociados a este producto del sector en cuestión. Posteriormente, de las compañías asociadas se puede elegir en función del porcentaje que cede cada una de ellas al plan de pensiones.

Actualmente, esta plataforma online cuenta con más de 150 empresas colaboradoras, la mayoría de ellas grandes empresas como El Corte Ingles, Aliexpress, FNAC, Booking.com, Iberia, Groupon, Cepsa o La Casa del Libro.

Pero además este tipo de plan de pensiones permite hacer microaportaciones voluntarias y puntuales al plan de pensiones. De hecho, cualquier usuario de Vidahorro puede aportar desde 5 euros a su plan de pensiones con cargo a su tarjeta de crédito.

Cabe recordar que no es la primera compañía que apuesta por este modelo de ahorro en un momento crucial para el sistema de pensiones español, necesitado de una reforma que ya va para tres años de negociación. Así, cabe recordar que tenemos una de las pensiones publicas más altas del mundo, con una tasa de sustitución actual en España del 72,3 por ciento, mientras que la media en los países de la OCDE es del 52,9 por ciento. Esto si se conjuga con los desequilibrios financieros de los cuales adolece la Seguridad Social, que acumula un déficit financiero anual de 18.000 millones de euros, arroja la evidencia de la necesidad de unas pagas más bajas por parte del Estado que deberán ser complementadas por el ahorro individual de los futuros beneficiarios bien a través de un segundo pilar de previsión colectiva a través de planes de empresa o un tercer pilar de ahorro privado -donde entraría la modalidad de los planes de ahorrar gastando-.