Así saltó por los aires el Pacto de Toledo

Los socialistas deslizan la culpabilidad de Podemos en la ruptura de las negociaciones con un acuerdo casi cerrado para las recomendaciones

24 abr 2019 / 10:08 H.

El primer gran debate a cinco organizado por elEconomista ha dado la oportunidad de descubrir por qué se rompió el Pacto de Toledo a última hora, y por qué dos socios como PSOE y Unidas Podemos se soltaron la mano, justo cuatro días después de la convocatoria de elecciones generales. Reproches entre ellos, acusaciones de rentabilidad, presunción de agitación de los pensionistas, protestas por populismo. Así dejaron ver los portavoces cómo cayó un acuerdo que llevaba gestándose dos años en el Parlamento y que de repente saltó por los aires.

Con motivo del bloque de las pensiones, en un momento dado, y a propósito de que previamente el representante del Partido Socialista, Manuel de la Rocha, había afirmado que el acuerdo que estaba a punto de alcanzar el Pacto de Toledo
-marco de Estado en el que se dirime el futuro de las pensiones entre todas las fuerzas políticas del arco parlamentario- se rompió por culpa de Unidas Podemos, los portavoces de los dos partidos se enzarzaron en una discusión que destapó las verdaderas razones de la pelea entre PSOE y la formación morada.

“¡Pregunten a Podemos!”

De la Rocha pide que se le pregunte al representante del partido que lidera Pablo Iglesias que explique por qué rompió el pacto, a lo que Iván Ayala (UP) añade que más que un pacto eran unas recomendaciones.

El portavoz socialista, director del Gabinete Económico de la Presidencia del Gobierno de Pedro Sánchez, añade que el Pacto de Toledo son recomendaciones, aunque precisa que Unidas Podemos quiso salirse cuando había gran consenso.

Ayala justifica la actuación, y afirma que en ese momento había buena parte de movimientos sociales que querían avanzar en otro sentido. “Nosotros -argumentó-, queríamos haber eliminado las dos últimas reformas de las pensiones y eso no se pudo hacer... y hubo presiones en el último momento para que el PSOE pudiera rentabilizar, y esto es lo que no es el Pacto de Toledo”.

Por tanto, siguió explicando el asesor de Unidas Podemos, doctor en Economía y profesor de la Complutense, “no hagamos demagogia con esto. No pongan dudas. Nosotros no queremos que se rebajen las pensiones igual que el Partido Socialista. No hace falta poner fisuras entre los que no tenemos fisuras”, aludió Ayala al acuerdo entre PSOE y Unidos Podemos, y al apoyo que el partido de Iglesias le ha brindado a Sánchez hasta ahora.

“La excusa para PP y Cs”

En ese punto, Manuel de la Rocha, exsecretario de Economía del PSOE, sintió que el comportamiento de UP había sido una desgracia, porque el “alma de populista” de Podemos se había adueñado de esta decisión. Para a continuación añadir que “se vio claro que es mucho más fácil agitar a los pensionistas por motivos electorales”.

“Todo el arco parlamentario estaba de acuerdo -explicó el dirigente socialista-. Llevábamos dos años trabajando en el acuerdo, y Podemos decidió salirse, dándole la excusa a PP y a Ciudadanos, que estaban bastante incómodos con ese acuerdo”, dijo De la Rocha, momento en el que Francisco de la Torre y Miguel Ángel Paniagua, de Cs y del PP, respectivamente, contestaron al unísono que claro que “estábamos de acuerdo, si no, no hubiésemos firmado”.

Más allá, el único gran debate económico a cinco celebrado por un medio de comunicación en España tuvo entre sus asistentes a Miguel Ángel Paniagua (PP), Manuel de la Rocha (PSOE), Iván Ayala (Unidas Podemos), Francisco de la Torre (Ciudadanos) y Víctor González (Vox)