“Hay que combinar las pensiones
de capitalización y de reparto”

Ángel gurría, Secretario general de la Organización para la Cooperación
y el Desarrollo Económicos (OCDE)

24 dic 2019 / 08:44 H.

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, atiende a eleconomista Pensiones en un momento crucial para el sistema público de pensiones español, herido por una sangría de 18.000 millones anuales de déficit enquistado.

La mayor longevidad está desestabilizando los sistemas públicos de pensiones de muchos países, entre ellos, de España. ¿Qué medidas cree necesarias para afrontar este reto?

La longevidad es una buena noticia, pero plantea importantes retos a unos sistemas de pensiones diseñados en una época en la que la esperanza de vida era menor y el mercado laboral era muy diferente. Hoy en día el empleo no estándar -como el autoempleo, el trabajo temporal o el trabajo a tiempo parcial- representa ya un tercio del empleo total en la OCDE. Más allá de mejorar la calidad del empleo y asegurar que tenemos sistemas de cotización sólidos a los que el trabajador contribuye firme y regularmente a lo largo de su carrera profesional, es indudable que la longevidad y envejecimiento de la población en la mayor parte de países de la OCDE hace que aumente la tasa de dependencia. En los últimos 40 años el porcentaje de personas de más de 65 años en los países de la OCDE frente a aquellos en edad de trabajar (de 20 a 64 años) pasó del 20 por ciento al 31 por ciento, y subirá hasta el 58 por ciento de aquí a 2060. Al mismo tiempo, las bajas tasas de interés plantean un reto a la rentabilidad de los fondos de pensiones, ya sean públicos o privados.

¿Qué demanda a este respecto la OCDE?

Desde la OCDE llevamos ya tiempo pidiendo mayor flexibilidad en la edad de jubilación, con mecanismos e incentivos que permitan prolongar la actividad siempre que se pueda y se desee. También creemos necesario que se combinen más y mejor las pensiones de capitalización y de reparto, y que se analicen los incentivos al ahorro para la jubilación, con la finalidad de que cumplan su objetivo. Consideramos indispensable que haya una fuerte red de seguridad social que preste especial atención a los grupos más vulnerables, ya que muchas de las brechas sociales que observamos se acentúan aún más llegada la jubilación. Y no nos llamemos a engaño: la migración bien gestionada puede y debe ser un importante motor para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones.