El 20% de los españoles ya cuenta
con un plan de pensiones

Madrid, Cataluña y Andalucía concentran el 56% del ahorro a través de vehículos financieros, de un volumen total que alcanzó los 74.376 millones de euros en 2017

29 oct 2018 / 19:37 H.

El 16,4 por ciento de los españoles mantiene una parte de sus ahorros para la jubilación en planes de pensiones individuales (7,6 millones de cuentas de partícipes), un porcentaje que se eleva al 20 por ciento si incluimos los planes de pensiones de empleo, según los datos recogidos en el informe del Observatorio Inverco sobre la inversión en planes de pensiones individuales por comunidades y provincias, a cierre de 2017. Además, aquí se muestra que en La Rioja, Castilla y León, Aragón y Madrid, más del 20 por ciento de su población ahorra a través de estos planes de pensiones individuales.

El patrimonio medio invertido en estos productos en nuestro país aumentó un 8,2 por ciento a lo largo del pasado año, hasta alcanzar los 9.743 euros, un crecimiento que roza el 50 por ciento en los cinco últimos años (6.520 euros en 2012). Así, Navarra (15.060 euros), País Vasco (13.692 euros), Madrid (12.768 euros) y Aragón (11.847 euros) son las comunidades autónomas donde el patrimonio medio de los partícipes en planes es más elevado. No obstante, si se compara el patrimonio medio acumulado por partícipes en España con la pensión media anual de jubilación a finales de 2017, el ahorro acumulado en planes individuales supone el 65 por ciento de la pensión pública de un año.

Concretamente, el patrimonio acumulado por las familias españolas en planes de pensiones individuales creció un 5,5 por ciento en 2017, hasta alcanzar los 74.376 millones de euros. Además, todas las comunidades autónomas incrementaron su patrimonio con respecto a 2016, donde destacan Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana y Madrid, con crecimientos interanuales superiores al 6 por ciento. En este sentido, entre Madrid, Cataluña y Andalucía concentran el 56 por ciento del ahorro en planes de pensiones, mientras que su población total representa el 48 por ciento de la población, según los datos recogidos a diciembre de 2017. Además, la revalorización de los activos por el efecto mercado aportó el 89 por ciento del crecimiento, frente al 11 por ciento que tuvo su origen en aportaciones netas de los partícipes. En cualquier caso, las aportaciones netas a PPI durante 2017 se elevaron a 427 millones de euros, casi el doble de los 224 millones de 2016.

Sin embargo, el número de cuentas de partícipes en planes de pensiones individuales se situó en 7,6 millones, lo que supone un 2,5 por ciento menos que en 2016. Por regiones, la variación ha sido heterogénea, aunque la gran mayoría de comunidades han visto reducido el número de cuentas de partícipes, y al igual que ocurre con el total de activos, algo más del 51 por ciento del total de cuentas de partícipes residen en Cataluña, Madrid o Andalucía.

Predominio del plan mixto

En cuanto a los diferentes tipos de vehículos, el ahorro acumulado en planes de pensiones mixtos capitaliza más de la mitad del patrimonio (54,6 por ciento) y el 52,7 por ciento de los partícipes.

Aquí, Navarra y Galicia son las regiones en las que el porcentaje de los planes mixtos sobre el total es mayor, con valores por encima del 60 por ciento. En cuanto al número de partícipes, cabe destacar Galicia y Extremadura, donde más del 60 por ciento del total de partícipes está concentrado en esta vocación inversora. Por el contrario, el porcentaje de ahorro en planes de pensiones de renta fija y garantizados continúa reduciéndose hasta un tercio del total -frente al 43 por ciento del año pasado y el 63 por ciento de 2012.

Cabe recordar en este punto que el 18,7 por ciento del ahorro acumulado en planes de pensiones individuales en España se concentra en la categoría de renta fija, mientras que el número de partícipes que agrupa es del 26,4 por ciento del total.

Así, Castilla-La Mancha, Asturias y Canarias son las regiones con mayor patrimonio en este tipo de planes, con porcentajes superiores al 22 por ciento. En cuanto al número de partícipes, las comunidades con mayor número de partícipes en esta categoría son Castilla-La Mancha y Castilla y León. El patrimonio medio por partícipe en planes de renta fija se sitúa en 6.912 euros, inferior a la media nacional (9.743 euros). Diez regiones presentan un patrimonio medio superior a la media española en esta vocación inversora, destacando en este caso Navarra y País Vasco con cifras superiores a los 10.000 euros.

Por su parte, los planes garantizados suponen el 14,2 por ciento del total del ahorro de los españoles en planes de pensiones individuales y agrupan al 11,3 por ciento del total de partícipes. El patrimonio medio por partícipe es de 12.249 euros, sólo superado por la renta variable.

Las regiones que mayor patrimonio acumulan en este tipo de planes son Extremadura y Castilla-La Mancha, con porcentajes superiores al 18 por ciento, así como las ciudades autonómicas.

Más de un 6% del PIB

Toda esta radiografía del ahorro privado en nuestro país se traduce en que el dinero acumulado en planes de pensiones individuales supone el 6,4 por ciento del PIB español, ligeramente por encima del 6,3 por ciento de 2016, toda vez que el aumento del patrimonio ha sido superior al crecimiento del PIB. Del mismo modo, ocho comunidades autónomas, entre las que destacan La Rioja, Castilla y León, Aragón y Navarra, presentan un porcentaje de patrimonio acumulado en planes de pensiones individuales sobre su PIB regional superior a la media nacional.

A pesar de que este porcentaje continúa incrementándose en los últimos años, si al sistema individual se le sumara el sistema de empleo, estos apenas alcanzan el 10 por ciento del PIB, lo que sigue confirmando el insuficiente grado de desarrollo del sistema de capitalización en España, y la necesidad de avanzar en la configuración de un marco regulador que permita a las gestoras especializadas capitalizar la actividad destinada al ahorro para el retiro laboral.

Con una comparación a nivel internacional, en 2017 el volumen de activos de los fondos de pensiones frente al tamaño de su economía, medida por el PIB, se situó en el 38,4 por ciento para la media simple de los países de la OCDE (89 por ciento en media ponderada), mientras que España se encuadra en el grupo de países que no alcanzan el mínimo recomendado del 25 por ciento del PIB.

Comparando el patrimonio medio acumulado por partícipe en las diferentes comunidades con la pensión media anual de jubilación a finales de 2017, se observa que el ahorro acumulado en planes individuales supone apenas el 65 por ciento de la pensión pública de un año.

Con todo ello, parece clara la tendencia de ganancia de tamaño del sector financiero del ahorro en España, en plena retransmisión de la crisis del sistema público de pensiones tras la Gran Recesión.